EL PRIMER PENSAMIENTO

¿Sabías que tu primer pensamiento direcciona tu vida?

La vida está llena de situaciones que te llevan a tomar decisiones. Sea cual sea la decisión que tomes, da forma a tu presente y trae consecuencias en tu futuro. Por eso, vivir coherentemente es característica indispensable para un líder.

La coherencia es una actitud que se refleja en el comportamiento. Es la congruencia entre lo que piensas, sientes, dices y haces. Se lee sencillo, en la práctica no lo es.

¿Qué se entiende por Actitud? Según R.Jeffress: “La actitud es nuestra respuesta emocional y mental a las circunstancias de la vida”, por su parte W.I. Thomas y F. Znanieck la definen como: “La tendencia del individuo a reaccionar, ya sea positiva o negativamente, a cierto valor social”.

Entonces, ¿Cuál es el punto inicial de la respuesta o reacción? Tu primer pensamiento. Aunque muchas veces no nos demos cuenta, nuestros pensamientos no solo se quedan en la mente, nos producen emociones particulares que nos llevan a actuar de determinada manera. Por ejemplo: si pensamos que no hay suficiente empleo para todos, un sentimiento que seguramente voy a provocar es miedo a que los demás estén más preparados que yo, y por tanto me registre en las ofertas de trabajo que se ajustan a mi perfil o me quedo petrificado, no actúo y provoco lástima. Si siempre pensamos cosas negativas estaremos depresivos, rabiosos y agresivos. Y si pensamos cosas positivas, como cuando estamos enamorados o apasionados por alguna actividad, nos mostramos alegres y amables.

Ahora bien, ¿Cómo quieres comportarte? ¿Qué tipo de relaciones interpersonales quieres formar a nivel personal y laboral? ¿Quieres ser un líder auténtico?

Seguramente tu respuesta es: quiero ser alguien proactivo, alegre, apasionado, comunicarme respetuosamente, ser coherente, tener actitudes que me hagan evolucionar dentro de una espiral positiva. Y sí quiero ser un líder auténtico.

¿Cómo puedes lograrlo? Cuando te des cuenta de que son tus pensamientos los que crean tus sentimientos y estos a su vez tus acciones, para dar paso a tu realidad. Y si quieres ser un líder auténtico requieres equilibrar tus cuatro dimensiones, como nos explica Stephen Covey en su libro Los siete hábitos de la gente altamente efectiva y cito parte del 7.º Hábito: “Afilar la Sierra. El hábito de la renovación personal. … La clave para afilar la sierra es trabajar regular y consistentemente en las cuatro dimensiones del ser humano: física, social/emocional, mental y espiritual. Los cuerpos y las mentes ejercitados periódicamente están preparados para llevar a cabo esfuerzos. La conciencia, cuando se le escucha y se le sigue consistentemente, se vuelve sumamente sensible. Las relaciones, cuando se las atiende con lealtad, crecen. Cuando las personas equilibran y afilan las cuatro dimensiones, mejoran su efectividad en todos los hábitos. Al hacerlo, crecen, cambian y mejoran.”

¿Cómo hacerme consciente de mi primer pensamiento para convertirme en un ser coherente?

Una tarea simple: por una semana haz anotaciones en una tabla, al final de cada día o cuando ocurran los acontecimientos, como el siguiente ejemplo;

Al término de la semana reflexiona sobre lo que escribiste. Así darás el primer paso para mejorar: reconocer tu primer pensamiento.

El siguiente paso: trabajar para cambiar ese primer pensamiento sobre las cosas y los sentimientos que se tienen hacia ellas. ¿Para qué? Para vivir en armonía y tranquilidad, tomar la mejor decisión y de esa manera liderar, dentro de una espiral positiva, tu vida e influir en la de los demás.

Referencias Bibliográficas:

“La biología de la creencia”, de Bruce H. Lipton

“La Respuesta del Universo”, de Félix Torán

“Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva”, de Stephen Covey

“Coherencia emocional” – Enric Corbera

CONTENIDO MULTIMEDIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat